RNG y la fragilidad del éxito

Wei junto a la copa del MSI | Fuente: Weibo RNG

La victoria de Royal Never Give Up en el Mid-Season Invitational no fue dominante, la final llegó al quinto mapa con 100% de winrate del lado azul y, en consecuencia, se ha hablado mucho de lo que habría pasado si la selección de lado hubiera sido distinta.

Este es un «y si…» que quedará para la historia, pero no es el único. La verdad es que la temporada de los de Li «Xiaohu» Yuan-Hao ha estado repleta de momentos como ese que podrían haber cambiado su destino.

Los de… ¿Breathe?

La primera decisión y la que más ha marcado el split de RNG no fue directamente suya. Durante el período de fichajes los rumores apuntaban a que el jugador entonces conocido como Chen «Curse» Chen era la primera opción para la toplane de RNG, pero acabó fichando por WE dada su relación personal con el resto de jugadores del equipo. Esto fue lo que decantó a Royal a decidirse por el roleswap de Xiaohu en lugar de fichar a un toplaner clásico.

Es realmente difícil imaginar el Royal que hemos visto este split sin ese cambio de rol, aunque lo pudimos vislumbrar un poco en la partida en la cual Xiaohu jugó en la calle central el MSI. Está claro que la forma de jugar del equipo habría sido completamente distinta, menos centrada en las líneas laterales, y habría dado lugar a matchups estilísticos menos favorables contra equipos como Edward Gaming o DWG KIA.

Por favor, Riot Games, pon loser bracket en torneos internacionales te lo pido de rodillas

En el primer año que los playoffs de la LPL incluyen un loser bracket, Royal se enfrentó a un FunPlus Phoenix completamente renovado respecto a su mediocre temporada regular, con un Jang «Nuguri» Ha-gwon en su pico de forma y que, al igual que Royal, basaba su juego en la línea superior.

La derrota en esa eliminatoria fue aplastante. Tanto jugadores como el equipo técnico de RNG han dicho en entrevistas que a partir de ese momento cambiaron por completo su forma de entrenar y adaptaron su estilo de juego. Sacaron el máximo provecho de esa segunda oportunidad, pero sin duda también le deben buena parte de su éxito al buen nivel que demostró FPX contra ellos.

El alma en el ruedo

La siguiente serie trajo también sus momentos clave para RNG, seguramente de los que más habrán quedado en la memoria de los fans. En el quinto mapa contra Top Esports se llegaron a encontrar con desventaja de oro, con una alma de océano en contra y con una composición enfrente que les ganaba todas las peleas.

¿Y ahora qué?

En este caso el «y si…» es sencillo, su historia podría haber acabado ahí. Dependieron de un intento fallido de diveo de las torres de nexo por parte de TES y de un robo de dragón anciano en el que la magia de Yan «Wei» Yang-Wei triunfó sobre la razón. Necesitaron que se alinearan estas y mil circunstancias más, pero en todo momento mantuvieron la compostura y una idea clara de como ganar en la que ha sido la partida más tensa del año.

Never Give Up

Ha habido muchos más momentos determinantes en la temporada de RNG, su fracaso en la Demacia Cup, los problemas de pasaporte de Wong «Tabe» Pak Kan en el MSI, la selección de Corki en el quinto mapa contra EDG o incluso algún que otro autoataque cancelado en la final de la LPL. Royal ha tenido que enfrentarse a muchas situaciones, tanto favorables como desfavorables, y bajo cualquier circunstancia ha sido capaz de reaccionar y hacer lo mejor en cada momento, tomando decisiones difíciles dentro y fuera de partida.

Para mí, su historia es un recordatorio de que muchas veces no dependemos tan solo de nosotros mismos para alcanzar el éxito, pero al mismo tiempo es una demostración de que tenemos mucho que decir obre nuestro propio destino.

El split de verano empieza mañana para Royal y sus dos primeros rivales, OMG y LNG, llegan en un estado de forma mucho mejor del esperado. Una vez más le toca a Royal demostrar que, en cualquier circunstancia, pueden sacar lo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

EN DIRECTO EN CHINAGAP!
NO ESTAMOS EN DIRECTO