21 de abril de 2024

Homme, el Sorrentino de esta Gran Belleza

Homme, como Paolo Sorrentino, camina por el mundo de las élites en busca de la Gran Belleza.

En el mundo del League of Legends competitivo los jugadores tienden a estar siempre en el punto de mira, para bien y para mal. Hay personajes principales y secundarios, villanos e intermediarios, pero el atrezo pierde visibilidad. No existe a simple vista nada más allá de la gran pantalla, y lo viral está condenado a ser superficial.

Pero la belleza del triunfo está en el contexto.

JD Gaming es el mejor equipo chino actualmente y muchos expertos apuntan que, si no lo es ya, pronto lo será del mundo. El equipo de Beijing va rumbo del primer Grand Slam de la historia de este videojuego y cuando las buenas lenguas alaban el logro escupen fundamentos como knight o Ruler. Ciertamente no se equivocan; el reparto es brillante.

Sin embargo, y referenciando al punto de partida de esta pequeña reflexión, cuando se baja el telón la cinta no se detiene. El motor no se puede apagar si quieres ser recordado. Lo saben bien en Jing Dong que, tras casi 100 días de competición sin descanso, se sincronizan con rectitud sobre las palabras de Homme, Head Coach de JDG.

Homme, Head Coach de JD Gaming

“Muchas personas podrían aprovechar las vacaciones para viajar con amigos, beber y relajarse del trabajo, pero eso nunca ha sido para mí. Siempre he estado concentrado en League of Legends”.

Si el ser humano es capaz de alcanzar la perfección o no, lo desconocemos. Que Homme lo está intentando descubrir es una realidad. El entrenador está convencido de sus capacidades y, afirma, no hay espacio para el arrepentimiento. Ni él ni sus jugadores deben perder el enfoque principal de esta escena; el constante esfuerzo. Esfuerzo en, dice, no dejarse dañar por el despiadado mundo de la competición.

Paolo Sorrentino justifica en su obra maestra “La Gran Belleza” las contradicciones entre la excelencia y el peligro. Convierte las calles de Roma en un lugar exótico e intelectual a la par que confuso y cínico. El protagonista, Jep Gambardella, se cuestiona a sí mismo sus prioridades y reconsidera lo que cree fundamental en su vida. Un hombre seductor, hipnótico e impecable. El paralelismo se construye solo: Homme, un director en eterna guerra busca la redención a través de sus cinco Jeps y los reinventa.

“Liderar a JDG se ha convertido en uno de los momentos más memorables de mi carrera como entrenador. Tener a estos cinco jugadores fue una sorpresa inesperada”.

La cohesión es total. Pero no es inmediata. ¿Qué hubiese sido de Toni Servillo si no hubiese tenido la tutela del napolitano? ¿Existiría acaso una mísera parte del filme? No estoy segura de ello, pero sí de que el resultado sería totalmente distinto. Sorrentino y Homme consiguieron salirse de la línea de puntos, recortar a placer y crear en sus obras una complejidad única que maravilló a los espectadores. Los resultados fascinan, el proceso engancha. El que sepa apreciarlo reconocerá en JDG, así como en La Gran Belleza, un conjunto de prodigios dirigidos con mimo y delicadeza.

Paolo Sorrentino, director de «La Gran Belleza»

“Si los jugadores van a los Asian Games y yo también voy, ¿qué pasará con JDG? He estado entrenando aquí durante mucho tiempo y, con el Campeonato Mundial acercándose, no puedo dejar al equipo en medio de la situación”.

En poco más de un mes se acerca el evento asiático más importante de los deportes electrónicos y, pese al status social y económico que se le otorga al vencedor del torneo, Homme tiene claras sus prioridades. Abandonar una creación de tal inmensidad no es una opción para el coreano, que renunció a su país y a su familia por un nombre en la cultura del deporte de élite.

En palabras del entrenador, “nada valioso viene fácilmente, y no debería haber un esfuerzo en vano. Aún así, no todas las gotas de sudor pueden perforar una piedra dura”.

Y es que el significado de la palabra esfuerzo ha trascendido de su definición original para ciertos genios. Representa la práctica constante: un récord de títulos consecutivos solo igualado por EDward Gaming en 2014 y RNG en 2018. Un taquillazo en épocas de desabastecimiento en los cines.

Aun así, la insuficiencia y el vacío forman parte del camino de los dioses, y el dolor del caminante solo será calmado con el reconocimiento absoluto. Worlds 2023 será el antídoto para Homme y su Gran Belleza, JD Gaming.

Autor