El agridulce retorno de Uzi

El legendario jugador, Uzi, vuelve a competir en el gran escenario de la mayor liga regional de League of Legends.

Ayer, 17 de febrero tuvimos la serie entre Bilibili Gaming e Invictus Gaming. La serie inició con las alineaciones normales de sendos equipos. En la primera partida, vimos a un BLG desordenado, perdido por el mapa. A pesar de que Chiu «Doggo» Tzu-Chuan y Liu «Crisp» Qing-Song consiguieron ponerse por delante durante los primeros minutos de la partida, tuvimos una actuación maravillosa de Peng «XUN» Li-Xun con Hecarim, quién no dejó de cazar a los carrys enemigos, llevándose así el primer mapa para IG.

Uzi vuelve: sin importar el equipo, el plan es el mismo

Había dudas sobre cuál sería el nivel de Jian «Uzi» Zi-Hao tras 895 días de retiro. A pesar de que sigue stremeando y siendo muy bueno en lo suyo en solo queue, rendir en el gran escenario nunca es lo mismo.

Fuente: LoL Esports

Para este segundo mapa, el equipo de Invictus venía más que preparado: combo de Gwen – Xin Zhao para Tang «Zika» Hua-Yu y Xun, dupla especialista en conseguir espacio y tiempo para el equipo sabiendo que se enfrentaban a la Jinx de Uzi. Por otro lado, el plan de Bilibili era sencillo: emular al Royal Never Give Up de la vieja escuela. Para el minuto 7 de partida, Wei «Weiwei» Bo-Hani ya había pasado tres veces por la bot lane, consiguiendo así poner a su ADC por delante. Uzi después demostraría que seguía siendo una leyenda, navegando las teamfights a su antojo a pesar de la dificultad de lidiar contra una composición capaz de denegar gran parte del daño del tirador.

En una partida muy sufrida y salvada por la mínima, con un KDA de 11/4/17 y 10 cs/min, Uzi consiguió llevar a su equipo a la victoria y forzar el tercer mapa.

Un retorno agridulce

Los problemas latentes de BLG se hicieron más que evidentes tras dos mapas: cada miembro parecía tener su visión de la partida y, a pesar de la entrada de Uzi, la coordinación dejaba mucho que desear. Para el tercer mapa, Invictus Gaming volvió al combo Gwen – Xin Zhao como respuesta a Jinx, pero esta vez además consiguieron hacerse con el power pick de Zeri.

Todo lo mencionado sumado a la magnífica actuación de Zhang «Yuekai» Yue-Kai con Akali, imposibilitó a BLG ejecutar las escaramuzas de forma cómoda, ya que resultaba muy difícil proteger al tirador y a la Orianna de Chu «FoFo» Chun-Lan. Tras 36 minutos de partida el equipo de Invictus Gaming consiguió derribar el nexo enemigo y, por consecuencia, ganar la serie.